La psicoterapia es un espacio de desarrollo personal en el cual las semillas internas del amor, la compasión, la alegría empática y la ecuanimidad son cultivadas a través del vínculo terapéutico. Para este fin, se utilizan técnicas terapéuticas específicas y se comparten herramientas que el o la paciente puede practicar y aplicar en su vida diaria para acercarse a sus objetivos de sanación y crecimiento. Sin embargo, la terapia no se limita a la mera aplicación de un repertorio de técnicas y estrategias  de cambio. Más allá de esto, la terapia es una manera de estar con la otra persona que puede ayudarle a encontrar formas más abiertas, amorosas y satisfactorias de estar consigo misma y con el mundo.

lotus-flower-images-black-and-white

“Sin barro no hay loto” — Thich Nhat Hanh

Hay personas que se acercan a la psicoterapia debido a estar sufriendo en una relación familiar o de pareja, otros por el agobio del estrés de la vida moderna y las presiones del trabajo. Hay quienes acuden a terapia por sentirse deprimidos, ansiosos o con otros síntomas psicológicos, o bien por una vaga sensación de falta de sentido en su vida. Por último, hay quienes acuden a terapia no por estar sufriendo, sino con la intención de vivir más plenamente su vida, de conectar con una sensación de sentido vital. Detrás de todas estas intenciones se encuentra la motivación intrínseca y compartida por todos los seres humanos de encontrar la felicidad y aliviar su sufrimiento.

Cualquiera sea la motivación que te lleve a iniciar una psicoterapia, el espacio terapéutico  puede ofrecerte un espacio seguro donde explorar tu mundo, tus pensamientos y tus emociones. A medida que se explora lo que está vivo y presente en tu experiencia, es posible comenzar a explorar diversas formas en las cuales conseguir tus objetivos.

Además del diálogo y las estrategias terapéuticas convencionales, en las sesiones de psicoterapia se integran prácticas contemplativas que han demostrado ser eficaces en el alivio del sufrimiento y la promoción del bienestar psicológico. Estas prácticas son presentadas desde un enfoque secular que no asume ninguna creencia religiosa o espiritual; la curiosidad y apertura a explorar el funcionamiento de la mente y corazón humano es suficiente. Estas prácticas se basan principalmente en las intervenciones basadas en mindfulness y en el entrenamiento en el cultivo de la compasión.

Solicita una sesión

Las sesiones de psicoterapia usualmente se realizan con una frecuencia semanal. Actualmente ofrezco sesiones terapéuticas presenciales en el Centro de Psicología Integral Carmen Verdejo, en Granada, España. También ofrezco sesiones de psicoterapia via Skype. En ambos casos la sesión dura una hora.

Si tienes preguntas o si tienes interés en solicitar una sesión, rellena el formulario de abajo y me pondré en contacto contigo.