Inicio Próximo Programa en Granada: Miércoles 21 de octubre del 2015 (ver más abajo).

¿Qué es el Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión?

La compasión, entendida como el conectarnos con el sufrimiento propio y de los otros unido a la motivación sincera de intentar aliviarlo, es instintiva en los seres humanos cuando el que sufre es un familiar o alguien cercano. Sin embargo, las tradiciones contemplativas sugieren que es posible ampliar nuestro círculo de cuidado y compasión más allá de lo instintivo. Cuando la compasión surge en nuestro corazón, nuestra mente se libera del odio, de los juicios negativos y de la preocupación obsesiva por uno mismo, constituyendo una fuente natural de paz interior y exterior.

El Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión (ECC) es un programa de ocho o nueve semanas diseñado para desarrollar las cualidades de la compasión, la empatía y el amor hacia uno mismo y hacia los demás. El ECC integra prácticas contemplativas tradicionales con psicología contemporánea e investigación científica sobre la compasión, siendo desarrollado en el Centro de Investigación y Educación para la Compasión y el Altruismo de la Universidad de Stanford por un equipo liderado por Geshe Tupten Jinpa, académico tibetano y principal traductor del Dalai Lama, junto a un equipo de académicos contemplativos, psicólogos clínicos e investigadores interdisciplinarios.

Cultivo de la Compasión

La compasión es un proceso que se desenvuelve en respuesta al sufrimiento. Comienza con el reconocimiento del sufrimiento, el cual da pie a pensamientos y sentimientos de empatía y preocupación por el bienestar de quien sufre. A su vez, esto motiva a la acción que alivia el sufrimiento.

Los seres humanos tienen una capacidad natural para sentir y expresar la compasión. Sin embargo, el estrés diario, las presiones sociales y las experiencias de vida pueden limitar la expresión plena de esta capacidad. Cada uno de nosotros puede elegir nutrir y desarrollar nuestro instinto compasivo, tal como una planta puede ser cultivada desde la semilla. Este proceso requiere paciencia, cuidado, así como también las herramientas apropiadas y un ambiente propicio.

El cultivo de la compasión va más allá de sentir más empatía y preocupación por los demás. El cultivo de la compasión hace surgir la fortaleza para estar con el sufrimiento, el valor para actuar con compasión y la resiliencia para prevenir la «fatiga por compasión». Estas cualidades facilitan y apoyan, a su vez, una serie de cambios positivos, desde mejorar las relaciones interpersonales hasta hacer una diferencia positiva en el mundo.

El cultivo de la compasión puede también sustentar la propia salud, bienestar y felicidad. Estudios  recientes sugieren que el programa ECC puede incrementar el auto-cuidado, la auto-compasión y la conexión con otros, y al mismo tiempo reducir el estrés, la ansiedad, la depresión y el aislamiento.

El entrenamiento

El proceso de cultivo de la compasión involucra entrenar nuestra mente, desarrollando habilidades específicas en el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás,  eligiendo pensamientos y acciones que nutran una relación caracterizada por la empatía y la compasión. En el ECC, el entrenamiento incluye:

  • Clases presenciales: Encuentros semanales de 2 horas y media que incluyen meditaciones guiadas, charlas, conversaciones grupales sobre las prácticas y sobre la teoría y la ciencia detrás de las ellas.
  • Meditación: Meditación diaria (prácticas de atención plena y prácticas de visualización) y ejercicios de respiración para desarrollar el amor, la empatía y la compasión.
  • Ejercicios prácticos relacionados al tema de cada clase. Cada ejercicio es a la vez un medio para entrenar la empatía, la escucha profunda y el habla auténtica.
  • Prácticas informales: Prácticas concretas para aplicar los contenidos del curso en la vida diaria.

Los participantes reciben un link  de acceso (o CD) con las 8 meditaciones guiadas en audio del programa en mp3, además de materiales complementarios para cada sesión,  incluyendo lecturas opcionales y videos.

Prácticas Relacionales

¿Para quiénes?

El ECC está diseñado para apoyar a cualquier persona que desee cultivar la compasión hacia sí mismos y hacia los demás, incluyendo a padres, cuidadores, educadores, profesionales y técnicos de la salud, terapeutas, ejecutivos, servidores públicos y personas en una amplia gama de profesiones y contextos vitales. No requiere experiencia previa en meditación.

El programa sesión a  sesión

El programa de Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión consiste en 6 pasos que se recorren en 8 sesiones**. Primero, se aprende a asentar y focalizar la mente, una habilidad básica y necesaria para cualquier tipo de ejercicio contemplativo. El segundo paso consiste en el cultivo del amor y la compasión hacia un ser querido, que es la «semilla» del amor y la compasión hacia los demás. El tercer paso consiste en el cultivo del amor y la compasión hacia uno mismo, sin lo cual no es posible ofrecer amor y compasión a los demás de manera sostenible y auténtica. El cuarto paso sienta la base de la compasión hacia los demás a través de explorar la perspectiva de la humanidad compartida y apreciar la interdependencia entre el yo y los otros. El quinto paso está dedicado al desarrollo de la empatía y la compasión hacia los otros (incluyendo personas neutras y «difíciles»). Finalmente, en el sexto paso se enseña la práctica de compasión activa, que implica desarrollar la estabilidad interna y el coraje para acoger el sufrimiento de los demás y ofrecer la propia felicidad. La siguiente tabla resume los temas centrales de cada sesión.

**Alternativamente, el ECC se ofrece en 9 sesiones, dedicando dos semanas al principio para la práctica fundamental de asentar la mente a través de la atención a la respiración.

   Semana

 Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión (ECC)

1

Asentar y focalizar la mente. Se introducen las habilidades básicas para estabilizar la mente y focalizar la atención a través de la práctica de la atención plena a la respiración. Este paso se considera como el fundamento de las demás prácticas y está incluido en los pasos posteriores.

2

Amor y compasión hacia un ser querido. Aprender a reconocer las experiencias de amor y compasión cuando ocurren naturalmente.  La meditación y los ejercicios relacionales en este paso ayudan a identificar los signos fisiológicos, emocionales y mentales de los sentimientos de calidez, ternura, cuidado y compasión.

3

Compasión hacia uno mismo. Aprender a desarrollar cualidades como la auto-aceptación, no juicio, amabilidad y cuidado en la relación con uno mismo.  Conectar con los propios sentimientos y necesidades, y relacionarnos con ellos  con empatía y compasión es la base para desarrollar una actitud compasiva hacia los otros.

4

Amor hacia sí mismo. Aprender a desarrollar cualidades como la calidez, la apreciación, la alegría, la gratitud en la relación con uno mismo.  Mientras que el paso anterior se centra en la auto-aceptación, este paso se focaliza en la apreciación de uno mismo.

5

Abrazar la perspectiva de la humanidad compartida, desarrollando la apreciación y gratitud por los demás. Establecer el fundamento de la compasión hacia los otros a través del reconocimiento de nuestra humanidad compartida, apreciando la amabilidad de los otros y cómo los seres humanos están profundamente interconectados.

6

Compasión hacia los demás. Sobre la base del paso previo, los participantes comienzan a cultivar la compasión hacia todos los seres al ir ampliando el círculo de la compasión desde un ser querido, hasta incluir a una persona neutra, una persona difícil y finalmente a todos los seres.

7

Práctica de compasión activa. Este paso incluye evocar explícitamente el deseo de hacer algo respecto al sufrimiento de los demás.  En la práctica formal de meditación, esta intención  se cultiva a través de la práctica de visualización donde el practicante se imagina tomando el sufrimiento de los otros y ofreciéndole todo lo que es beneficioso e sí mismo.  Esta práctica se conoce como “Tonglen” o “dar y recibir” en la tradición budista tibetana.

8

Práctica integrada. Los aspectos esenciales de cada uno de los pasos anteriores se combinan en una práctica integrada de meditación en la compasión que puede ser practicada diariamente por quienes decidan adoptarla como su práctica regular.

Las prácticas en este programa  derivan principalmente de las prácticas de compasión de la tradición budista tibetana. Sin embargo, las prácticas han sido adaptadas para poder ser practicadas en contextos multiculturales y para ser utilizadas por personas de diversas etnias, religiones y culturas. El programa no enseña creencias, sino que ayuda a cultivar y desarrollar cualidades inherentes a los seres humano, independiente de cualquier marco de creencias.

Testimonios

«El programa es de una profundidad que solo se descubre mientras se atraviesa la calidez,compromiso del instructor ayudan enormemente a la apertura del corazon. gracias transoceanicas por la oportunidad de atravesar esta experiencia». – María Fernanda Porcelli, Buenos Aires.

«Sobre el instructor, tiene una voz dulce y agradable y te motiva hacia la practica de la meditación. Sobre el programa ECC me ha parecido interesantísimo, y si todo el mundo lo hiciese y practicara, el mundo empezaría a cambiar y para bien. Nos escucharíamos los unos a los otros con atención plena, tendríamos mas empatía, amor y compasión hacia los demás, se extendería el circulo de la compasión, y en definitiva se integraría la compasión como un estilo de vida.» – Juan Requena, Guadix.

«Si alguien te dijera que existe la posibilidad de abrir tu corazón de un modo en el que la mirada sobre nosotros mismos y la mirada sobre los otros puede cambiar, aunque sea por un instante, si alguien te dijera que la autocrítica insidiosa puede silenciarse, aunque sea por un instante, y que existe la posibilidad de mirarse con ojos más bondadosos, aunque sea por un instante, ¿qué estarías dispuesto a hacer para probar la experiencia de esos instantes?» – Sandra Baita, Buenos Aires.

«Realmente es una optica distinta de las relaciones con los demas, a partir de las relaciones contigo mismo. Creo que es superutil para todo el mundo, pues esta vision de la realidad no es facil encontrarla en otros sitios, y abre un camino diferente para relacionarse».- Pablo Aguilar, Granada.

«El entrenamiento ha sido una tremenda oportunidad para ofrecerme primero y desde allí ofrecer a otros amor, compasión y empatía, cualidades del corazón que tanta falta nos hacen a todos.»- Santiago Nader, Buenos Aires.

«Por ser una experiencia de introducción a la práctica de la compasión enfatizando la experiencia en primera persona y con el acompañamiento de una guia encarnada y habitada en el coordinador y la red del grupo que sostiene. El proceso grupal me resultó importante en mi proceso individual. Además lo recomendaría por la manera clara, secular, progresiva y bien estructurada de ir ofreciendo las prácticas y explorando los círculos de compasión de forma gradual, coherente y sintonizada con la experiencia del cultivo de la compasión.» – María Noel Anchorena, Buenos Aires.

«El programa ECC me ha parecido muy interesante y tiene un potencial enorme para el crecimiento personal y de la sociedad en general. Los conceptos y habilidades que se desarrollan deberían incluirse en la enseñanza básica de cualquier ser humano, si así fuera, el mundo funcionaría mucho mejor».- Francisco Martín, Granada.

Próximo Programa:

  • Inicio: Miércoles 21 de octubre del 2015.      Fin: Miércoles 9 de diciembre (9 sesiones)
  • Horario: 18 a 20:30 hrs.
  • Lugar: Centro de Psicología Integral Carmen Verdejo (Calle Primavera, 24, Portal. 5. 3ºA, 18008 Granada).
  • Costo: 300 € (Hay bonificaciones disponibles para inscripciones de 2 o más personas y carné joven europeo)
  • Preguntas e informaciones al teléfono 958 132 809 (Preguntar por Carmen María de 10 a 13 y de 17 a 20) o al email gonzalobrito@cultivarlamente.com
  • Cupos limitados (18). Reserva tu cupo llenando tus datos en la ficha de inscripción.
ensec3b1ando-1024x683

Curso intensivo en la Sociedad Mindfulness y Salud, Buenos Aires.

Si tienes interés en recibir información sobre próximos programas, llena el formulario:

————-

Gonzalo Brito es instructor certificado del programa ECC en el Center for Compassion and Altruism in Research and Education (CCARE) de la Universidad Stanford (USA) y realizó su investigación de doctorado en psicología sobre los efectos psicológicos y relacionales de la primera implementación en español de este programa, en Santiago de Chile (+ Info).